Cocido

 

Hay muchos tipos de cocido, pero a mí me gusta este especialmente por su bajo contenido en grasa.
A mí mi gusta acompañarlo con huevo duro, jamón picado y fideos gordos.

Ingredientes:Cocido, garbanzos
400 g de garbanzos
300 g de ternera
300 g de pollo
1 hueso de rodilla
2 puerros
2 zanahorias
Unas hebras de azafrán
Sal

Preparación:
Poner agua a calentar, yo para estos ingredientes he puesto 4 litros.
Introducir el hueso y la ternera.
Cuando hierva, usar una espumadera para retirar las impurezas que suben a la superficie.
Incorporar los garbanzos y el pollo.
Dejar hervir, el tiempo depende de la olla que uses. Pero en principio no lo dejes mucho rato porque hay que incorporar los puerros, zanahorias, la sal y el azafrán un poco tostado (puedes tostarlo en la tapadera de la olla a presión o en una sartén envuelto en papel de aluminio.
Dejar cocer hasta que los garbanzos estén tiernos. Si es necesario, incorpora mas sal.

cocido, garbanzos

Caldo de Pollo

Caldo de Pollo Ferran Adria
Muchas veces necesitamos caldo de pollo para elaborar algunas recetas y recurrimos al caldo envasado en Tetra Brik o concentrado en pastilla. Es la opción más rápida pero no la mejor ni la mas sana.
En el libro “La Comida de la Familia” de Ferran Adrià explican estupendamente cómo hacer un caldo base para usar en otras recetas y cómo congelarlo para disponer de él cuando se necesite.
Me he basado en la receta del libro para hacer mi caldo, pero como tengo la manía de cambiar cosas en las recetas, yo le he puesto un ingrediente más que Ferrán no incluye, el puerro.

He obtenido unos 3 litros de caldo y los ingredientes que he usado son los siguientes:Caldo de Pollo
– Carcasa de pollo limpia, incluyendo las alas.
– 1 Cebolla
– 1 Zanahoria
– 1 Trozo de apio
– 1 Puerro
– Sal, 4 litros de agua.

Los he puesto en la olla a presión, antes de taparla tiene que hervir y tenemos que quitar las impurezas que se van formando, esa espumita tan poco vistosa. Dejaremos cocer sobre 1 hora y media. Cuando esté listo colaremos el caldo y ya estaría listo para usar.
Yo suelo congelar el caldo en botes de cristal. Hay que tener cuidado de no llenarlos hasta arriba.
Ten en cuenta que el cristal se puede romper al cambio de temperatura, por lo que recomiendo que tengamos previsto el uso del caldo, lo saquemos del congelador al frigorífico por unas tres o cuatro horas y luego ya podemos terminar su descongelación a temperatura ambiente.